Se solicitan vendedores de publicidad
comercial, por comisión, en las ciudades de: Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros,
Victoria, Cd. Mante, Tula, Tampico, Cd. Madero y Altamira.

Mayores informes a los teléfonos:


834 17 36 906 MOVIL: 834 14 87858
sergio_coronado_069@hotmail.com


sábado, 14 de septiembre de 2013

Vida Diaria : Por: Rosa Elena González Hernández,

Sociedad descompuesta…
Andamos mal y al paso que vamos pronto estaremos peor, claro, sino se pone atención en dos de los graves problemas que se tienen hoy día, el deterioro de los valores familiares y la buena educación.
Veamos, tenemos muchas cosas buenas que presumir en nuestra Entidad y lamentablemente una vez más los ojos del mundo están puestos en Tamaulipas a través de las redes sociales por un asunto bochornoso y que a veces parece no es para tanto, le hablo de lo ocurrido en un salón de clases de un CBTIS en Madero, la maestra enojona nos ponía en el top ten del twitter, quizá dejando en evidencia la falta de valores, ausencia de respeto  y la irresponsabilidad con la que se manejan las redes sociales.
El tema dio mucho de qué hablar, los medios de comunicación nacional daban cuenta de cómo una jovencita insultaba burdamente a su maestra atreves del twitter, cierto la rebeldía  es propia de la juventud y a veces hace que se actué irresponsablemente, sin medir las consecuencias, sin percatarse que no solo se ofende a la otra persona sino que también se falta al respeto a sí misma, como sucedió con la jovencita estudiante del CBTIS que cayó en los excesos, pero igual se debe tener un poco de conciencia para entender que hay acciones que marcan y estigmatizan para el resto de la vida.
 
Quizá el actuar de la maestra no fue el más indicado, tal vez debió pedir que se llamara a la jovencita a la dirección y ahí hacer las reclamaciones y aclaraciones pertinentes para que nadie se ofendiera en exceso,  que la muchacha no se sintiera exhibida frente a sus compañeros y que fueran las autoridades educativas las que tomaran las acciones correspondientes y junto con los padres de la estudiante se  hicieran las sanciones pertinentes.
 
Igual hay quien puede ver a la maestra como valiente al enfrentar el hecho, porque además no insulta, no agrede a la alumna como ella lo hace, solo le pide explicaciones y le dice que llegaría hasta las últimas consecuencias a sabiendas que en ese momento  estaba siendo grabada y que no tardaría en aparecer en las redes sociales.
 
La situación es que la maestra fue sancionada y retirada de los grupos aunque su historial dice que sus alumnos han merecido buenos lugares de aprovechamiento educativo gracias a su eficiencia y dedicación, la jovencita fue reprendida momentáneamente, eso es tanto como aceptar la intolerancia e irreverencia de los alumnos que olvidan el respeto.
 
Cuando el valor del respeto no se fomenta no hay manera de restablecer el tejido social, al contrario se descompone más.
 
Tampoco se trata de que se coarte la libertad de expresión de la juventud, pero ante todo se debe enseñar, en casa como en la escuela, que el saber respetar a las personas es lo que da grandeza, abre puertas, y hace la diferencia entre las personas.
 
Otro punto a favor de la maestra es que esta en el aula educando, impartiendo las asignaturas correspondientes y no anda en las calles, en la revuelta, u oponiéndose a la buena educación, eso también se le tiene que valorar, y por el contrario, habrá que ver que calificaciones tiene la muchachita o cuál es su historial educativo y de comportamiento para de ahí ver las sanciones para cada uno de los implicados en el caso.
 
Otro tema que igual puso a Tamaulipas en los medios de comunicación nacional es lo ocurrido en Reynosa  con un niño de 11 años que fingió un secuestro para no asistir a misa, lo hizo provocando que su asustada madre pusiera la denuncia y se movilizarán los cuerpos policiacos, que de por sí ya bastante chamba tienen.
 
Lo más preocupante es la narrativa del niño, de cómo aseguraba que lo subieron en un vehículo del que dio hasta el color y marca, para luego, según él, traerlo por toda la ciudad atado para finalmente escapar en un supuesto descuido de sus secuestradores, preocupa porque el niño hace una historia como real, porque quizá le llama la atención los hechos y eso no es bueno ni para él ni para la sociedad. y es donde debemos de reflexionar que estamos haciendo con los valores y la enseñanza de nuestros niños y jóvenes.
 
El  hecho es una evidencia más de la falta de valores como la confianza, el respeto, además de que los niños y los jóvenes saben aprovechar las situaciones negativas para salir favorecidos sin darse cuenta que se pueden tener consecuencias graves.
 
De ahí la necesidad de que los padres de familia y el sistema nos apliquemos, fomentemos la buena educación, los valores, el respeto a las personas, a lo que nos rodea y a uno mismo, es indispensable saber valorar lo que nos ayuda a crecer como personas y el contribuir a que se tengan sociedades sanas, porque si continuamos relajándonos al paso que vamos se tendrá una sociedad totalmente descompuesta.
 
vida.diaria@hotmail.com, Twitter@VidaDiaria1,
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More