Se solicitan vendedores de publicidad
comercial, por comisión, en las ciudades de: Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros,
Victoria, Cd. Mante, Tula, Tampico, Cd. Madero y Altamira.

Mayores informes a los teléfonos:


834 17 36 906 MOVIL: 834 14 87858
sergio_coronado_069@hotmail.com


viernes, 11 de octubre de 2013

EL FILÓSOFO DE GÜÉMEZ


EL FILÓSOFO DE GÜÉMEZ

!!TIZNE A SU MÁUSER SI ME ASESORA¡¡

Por Ramón Durón Ruiz

P

ara el viejo Filósofo no hay en esta existencia tema grande o pequeño, serio o risible, académico o superficial, que no pueda ser enriquecido y engalanado por elencantamiento de una sonrisa, eso hace que la gente que llega a tu vida… se vaya mejor que como llegó.

El poder del humor te conecta con la magia del universo perfecto. Hoy te presento la segunda parte del Origen del término asesor.

Resulta que el Filósofo de Güémez se encontraba cuidando sus chivas en el monte, descansando tranquilamente bajo la sombra de un mezquite, de repente su tranquilidad  provinciana se ve interrumpida por la llegada de un lujoso carro, del que salía el sonido musical más fuerte que hubiese escuchado.

Los ojos del viejo Filósofo no terminaban de salir de su asombro con  la belleza del automóvil y la fidelidad del sonido, cuando del mismo desciende un caballero -su pelo ya pintaba algunas canas- elegantemente vestido; pantalón y camisa fina, zapatos bien boleados, cinturón de marca, bien peinado y rasurado; se dirigió al Filósofo:

— ¡Buenos días!, ¿qué haces mi amigo?

¡Po’s aquí pastoreando mis chivitas!

Me gustaría jugarte una apuesta–dijo el desconocido–, al mismo tiempo que encendía su cigarrillo.

Yo no juego apuestas mi señor –respondió el filósofo.

Mira se  trata  de esto, si en menos de cinco minutos te digo cuantas chivas tienes…¡Me llevo una! Si no adivino te doy cinco mil pesos.

!Ah chingaos, chingaos, chingaos! –expresóel Filósofo, al mismo tiempo que se levantaba su viejo sombrero para rascarse el pelo entre cano- ¡está bien!.

El visitante bajó de la cajuela del carro su computadora, poniéndose inmediatamente a trabajar con su GPS.

No habían transcurrido los cinco minutos cuando con un aire de soberbia le dijo:

¡Tienes 365 chivas!

¡Ah cabrón! –dijo sorprendido el Filósofo– si efectivamente esas son las chivas que tengo ¿po’s  cómo le hizo?

Muy fácil, conecté mi computadora con el satélite, puse las coordenadas en donde nos encontramos y el satélite me dio rápidamente el conteo de sus chivas… ¡así de fácil!

Así que me voy a llevar mi chiva, y tomándola con su mano derecha se la colocó bajo el brazo, dirigiéndose con aire de triunfo y en forma arrogante a su carro.

— ¡Oiga pereme tantito!, no se vaya dijo el Filósofo.

Ya te gané la apuesta, te vas a rajar –dijo en tono sarcástico el visitante.

¡No claro que no! solo que si yo adivino de dónde eres y  en que trabajas, me regresas el animal.

¡Ya estás mi viejo!

Tú eres argentino y eres asesor.

¡Aaahhhhhh caray! ¿y cómo lo supiste?

Muy sencillo, en primer lugar  eres bien mamón, en segundo te metiste onde nadie te llamó, tercero todo lo quieres resolver con la computadora, cuarto dices puras pendejadas y quinto… ¡te estas llevando el perro‘abrón!

En lo que respecta a las anécdotas hay una que le sucedió al Gobernador de Coahuila Don Oscar Flores Tapia, con un  compadre que neciamente le insistía en incorporarse a la nómina gubernamental, fue tanta la insistencia de este, que vencido por el cansancio el gobernador le llamo diciéndole:

Compadre aquí tiene su nombramiento… va a ser mi asesor. El compadre lleno de alegría salió más rápido que inmediatamente a la tesorería a conocer la cuántica de sus emolumentos, cuando fue parado en seco por Don Oscar quien con esa sabia picardía que poseía le dijo:

Perece compadre, nomás déjeme decirle una cosa…!!Tizne a su máuser si me asesora¡¡

 

filosofo2006@prodigy.net.mx/Facebook: filosofoguemez-oficial /Twitter: @filosofoguemez

0 comentarios:

Publicar un comentario

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More