Se solicitan vendedores de publicidad
comercial, por comisión, en las ciudades de: Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros,
Victoria, Cd. Mante, Tula, Tampico, Cd. Madero y Altamira.

Mayores informes a los teléfonos:


834 17 36 906 MOVIL: 834 14 87858
sergio_coronado_069@hotmail.com


martes, 10 de diciembre de 2013

LUIS ARMANDO VARGAS TORRES- EL INQUISIDOR,

La debacle tricolor
La frontera
Por: Luis Armando Vargas
 
 
Dos contiendas electorales perdidas, la primera atribuida a un mal gobierno municipal, la segunda ya engloba una serie de factores de carácter estructural, que involucra aspectos diversos que no se encontraban ausentes en la primera, como;

Inseguridad, la polarización de los cuadros políticos del partido, apadrinados por diversas corrientes a la caza de puestos políticos y/o prebendas, el cierre de espacios políticos a los militantes, la descarada rotación de puestos entre un grupito de funcionarios que llevan varios trienios brincando de cargo a cargo.

Cerrando el paso a dar oportunidad a las nuevas generaciones o aspirantes con experiencia, relegados por no pertenecer a esos grupos, carencia de operadores políticos, prostitución del voto duro – corporativo, eliminación y sometimiento de los liderazgos territoriales, evitando su fortalecimiento.

En la política como en la vida hay reglas elementales que de no acatarse, originan entropía, esta viene como consecuencia de la no evolución o actualización de los actores a los nuevos tiempos.

El PRI cayó en obsolescencia, las formulas políticas que en el pretérito funcionaron, están en desuso, los actuales políticos fueron formados bajo esquemas anquilosados, para ser político bastaba estar apadrinado por un grupo de poder, un poco de presencia, aún sin esencia.

Se abusó, el PAN no ganó, perdió el PRI, los usufructuarios del poder, por no vislumbrar lo que se avecinaba, no renovar y capacitar a sus cuadros, por considerar el servicio público como botín, degradando, disociando la política- del servicio social.

Se ignoró la participación de la sociedad como agente de cambio, no propiciando el crecimiento ciudadano, tratando de controlar como antaño con despensas, más promesas que todos sabían no se cumplirían una vez llegado al poder.

El resultado está a la vista, liderazgos quebrados sin apoyo popular, nadie cree en ellos, son varios trienios de lo mismo, con la caída del PRI en el 2000, se rompieron reglas que ya no se acatan, no existe la disciplina, no se premia a la militancia con candidaturas según méritos, cualquier hijo de vecino obtiene promociones políticas y/o en el gobierno sin militancia o capacidad académica.

Algo importante hay que cambiar, el esquema y el enfoque político de lo que debe ser el PRI, Nuevo Laredo, se encuentra perdido, por lo que es hora de innovar.

Algo difícil considerando que no hay cuadros políticos preparados, existen eso si muchos grillos baratos.

El PAN por su lado tiene ante sí asesores que saben de trabajo político, van por la candidatura, han seguido trabajando después del triunfo.

El PRI, lamiéndose las heridas cual muchacho inocente vapuleado por el gandul y como dirían en la serie de chapulín colorado, ¿oh, ahora quién podrá defenderme?
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More