Se solicitan vendedores de publicidad
comercial, por comisión, en las ciudades de: Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros,
Victoria, Cd. Mante, Tula, Tampico, Cd. Madero y Altamira.

Mayores informes a los teléfonos:


834 17 36 906 MOVIL: 834 14 87858
sergio_coronado_069@hotmail.com


viernes, 6 de septiembre de 2013

EL FILÓSOFO DE GÜÉMEZ


EL FILÓSOFO DE GÜÉMEZ

¡…EL CANELO NO ME HA HECHO NADA!

Por Ramón Durón Ruiz

T

odas las historias nos dejan enseñanzas, la siguiente es extraordinaria: “El país entró en guerra y miles de jóvenes fueron alistados en el ejército. Al poco tiempo dos jóvenes amigos fueron hechos prisioneros, durante varios años estuvieron encarcelados. Una vez concluida la guerra, fueron puestos en libertad. Cada uno rehízo su vida, años después, se reunieron, uno le pregunta a su compañero:

¿Ya olvidaste a nuestros celadores?

No, jamás los he olvidado ni un sólo día. Siempre los he llevado con abundante odio en mi corazón, jamás he dejado de odiarles. ¿Y tú?

Yo, en el instante en que salimos en libertad, olvidé todas las penas y dolores de la prisión. Querido amigo, mientras yo llevo años gozando mi libertad,tú llevas años siguiendo encarcelado”.

La lección es profunda, el odio te encadena en la cárcel del resentimiento, le quita el sentido humano a tu existencia, altera el metabolismo de tu sistema inmunológico generando el estrés, cancelando tu evolución y madurez emocional.

La ley infalible de la vida es que el odio, el rencor y el resentimiento cancelan tu vuelo hacia el infinito, porque generan rabia y amargura ante la vida, que a la vez atraen una sensación desagradable de enfado y mal carácter.

El odio innecesariamente te transforman en un ser agresivo, es un ladrón de tu paz interior, de la buenas relaciones con los demás, la mejor manera de vencer el odio es através del poder del amor.

El perdón en sí mismo es una manifestación profunda de amor que te lleva a recuperar la paz del alma, a conciliarte con el universo, a entender la transitoriedad de la vida, hace de ti un ser espectacular que te abre a la afectividad, a la alegría y a andar siempre de buenas.

Andar siempre de buenas, genera una excelente vibra a tu vida, una sensación agradable que concibe pensamientos positivos, que te conducen a un vaciamiento emocional que saca odios, rencores y resentimientos, te da claridad mental y una generosa auto aceptación.

El perdón es una raíz saludable que propicia el entendimiento preciso de la vida, trae aparejado andar siempre de buenas, y esto a la vez, ayuda a que tengas una visión mental clara, que por una parte te aleja del egocentrismo y por otra te genera calma y una profunda paz interior.

Quien vive en torno al proyecto del odio, es emocionalmente frágil, cualquier viento hace que arrié sus velas, todo comentario lo siente en su contra, su ego esta exageradamente elevado, pierde energía fácilmente, vive con mucho barniz…pero con escaza raíz.

Por el contrario quien anda de buenas, entiende que “la vida es un milagro para vivir…no para sobrevivir”, está lleno de energía positiva, es altamente constructivo y creador, disfruta del sentido de la virtud, hace a un lado el tener para disfrutar el ser, busca lo esencial sobre lo trivial.

Por la mañana, antes de salir a trabajar un pela’o había sostenido una agria discusión con su vieja, en la noche llega a casa, obviamente no hay cena y su mujer ya está en la cama haciéndose que duerme, él se desviste e inmediatamente se mete al lecho.

Levanta la sábana y observa el cuerpo de su vieja, que le ha dado la espalda, al mismo tiempo siente que la hormona del placer recorre como fuego ardiente toda su frágil corporalidad y sin querer tiene una erección.

Inmediatamente con su diestra detiene el instrumento masculino con la mano y dice:

¡Quieto, Canelo, que mi vieja está todavía encabronada!

A lo que ella inmediatamente se voltea y contesta:

—¡Hey,hey…!Estoy encabronada contigo, ¡Pero el Canelo no me ha hecho nada!

filosofo2006@prodigy.net.mx/Facebook: filosofoguemez-oficial /Twitter: @filosofoguemez

0 comentarios:

Publicar un comentario

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More